logo_ballya
¿La azitromicina-para-uti-funciona

¿Funciona la azitromicina para la UTI?

Publicado el  31 de diciembre de 2020, Editado por Jason, Categoría  

Azitromicina para UTI tiene un cierto efecto terapéutico sobre las infecciones del tracto urinario, pero muchos pacientes no saben lo suficiente sobre las infecciones urinarias ni comprenden la eficacia de la azitromicina. Ahora responderé estas preguntas a continuación.

¿Qué es la azitromicina?

Tabletas de azitromicina, las indicaciones de este producto son adecuadas para las siguientes infecciones causadas por bacterias sensibles: bronquitis, neumonía y otras infecciones del tracto respiratorio inferior; infecciones de piel y tejidos blandos; otitis media aguda; sinusitis, faringitis, amigdalitis y otras infecciones del tracto respiratorio superior Azitromicina puede eliminar eficazmente el estreptococo orofaríngeo, pero no hay datos sobre la eficacia de la azitromicina en el tratamiento y prevención de la fiebre reumática.

La azitromicina se puede utilizar para infecciones genitales simples causadas por Chlamydia trachomatis en enfermedades de transmisión sexual de hombres y mujeres. La azitromicina también se puede usar para infecciones genitales simples causadas por Neisseria gonorrhoeae no resistente a múltiples fármacos y chancroide causado por Haemophilus duke.

¿Qué es la azitromicina?
¿Qué es la azitromicina?

¿Qué es una UTI?

1. Definición

Tracto urinario La infección (ITU) se refiere a patógenos que invaden directamente el tracto urinario, crecen y se multiplican en la orina e invaden la mucosa o los tejidos del tracto urinario para causar daño. Según las diferentes partes de la invasión del patógeno, se divide en pielonefritis, cistitis y uretritis.

La pielonefritis también se llama infección del tracto urinario superior, mientras que la cistitis y la uretritis se denominan colectivamente inferior tracto urinario infección. Debido a que la infección rara vez se limita a una determinada parte del tracto urinario durante la niñez y es difícil localizarla clínicamente, a menudo se la denomina UTI sin distinción. Según los síntomas clínicos, se puede dividir en infección del tracto urinario (ITU) sintomática y bacteriuria asintomática.

Según una encuesta nacional realizada en China en 1982, las infecciones del tracto urinario representaron el 8.5% de las enfermedades de este sistema. En 1987, según las estadísticas de detección de orina en niños en 21 provincias y ciudades de todo el país, las infecciones urinarias representaron el 12.5% de los ataques urinarios en niños. Ya sean adultos o niños, la incidencia de infecciones urinarias femeninas es generalmente más alta que la de los hombres, pero la incidencia de los hombres es más alta que la de las mujeres en los recién nacidos o en los primeros bebés.

2. Síntomas de UTI

A. Infección aguda

  • Recién nacidos. Principalmente síntomas sistémicos, en su mayoría causados ​​por una infección de la sangre. Se acompaña de ictericia, bacteriuria oculta, fiebre, falta de temperatura corporal, piel pálida, falta de aumento de peso, rechazo de la leche, diarrea, letargo y convulsiones.
  • En bebés y niños pequeños, los síntomas sistémicos son severos, principalmente dolor abdominal, diarrea y vómitos. Al orinar aparecen llanto y orina maloliente. La micción frecuente puede causar dermatitis del pañal refractaria. La enuresis aparece por la noche sin enuresis al principio.
  • En los niños, los síntomas de la infección del tracto urinario inferior son principalmente irritación de la vejiga, y las infecciones del tracto urinario superior se presentan como fiebre, escalofríos, lumbalgia, dolor percusivo en el área renal y sensibilidad en el ángulo de la cresta costal. Hemorrágico cistitis causada por Escherichia coli puede tener hematuria.

B. Recurrencia y reinfección

La recaída significa que la bacteriuria se vuelve negativa temporalmente después del tratamiento, y las bacterias patógenas originales reaparecen en un período corto de tiempo (6 semanas) después de suspender el medicamento, y los síntomas reaparecen. La reinfección se refiere a una infección que se ha curado después del tratamiento y es causada por otro patógeno que invade el tracto urinario durante un tiempo prolongado (generalmente 6 semanas) después de suspender el medicamento.

C. Infección crónica

El curso de la enfermedad es de más de 6 meses. Puede ocurrir piuria o bacteriuria de forma intermitente. Las personas con un curso prolongado de la enfermedad pueden tener anemia, fatiga y retraso en el desarrollo.

3. Causas de la UIT

Cualquier bacteria patógena puede causar UTI, pero la mayoría son bacilos gramnegativos, como Escherichia coli, Para Escherichia coli, Proteus, Klebsiella, Pseudomonas aeruginosa y algunas son Enterococcus y Staphylococcus. Escherichia coli es el patógeno más común en UTI, alrededor del 60% -80%. Para los recién nacidos que padecen UTI por primera vez, niñas de todas las edades y niños menores de un año, el patógeno principal sigue siendo Escherichia coli, mientras que en los niños mayores de un año, el patógeno principal es principalmente Proteus. Para las niñas de 10 a 16 años, Staphylococcus albicans también es común, y Klebsiella y Enterococcus son más comunes en los recién nacidos.

4. Tratamiento UTI

El propósito del tratamiento es controlar los síntomas, erradicar los patógenos, eliminar los factores predisponentes y prevenir la recurrencia.

Principios para elegir antibióticos:

  • Lugar de infección: para la pielonefritis, se deben seleccionar medicamentos con alta concentración en sangre y se deben seleccionar medicamentos con alta concentración de orina para cistitis.
  • Ruta de la infección: para infecciones ascendentes, sulfamidas son la primera opción. Si los síntomas sistémicos como fiebre son obvios o se detectan infecciones de transmisión sanguínea, penicilinas, los aminoglucósidos o las cefalosporinas se utilizan normalmente solos o en combinación.
  • Seleccione los antibióticos en función de los resultados del cultivo de orina y de las pruebas de sensibilidad a los medicamentos, combinándolos con la eficacia clínica.
  • El medicamento debe tener una alta concentración en el tejido renal, la orina y la sangre.
  • Los medicamentos seleccionados tienen una fuerte capacidad antibacteriana y un amplio espectro antibacteriano. Es mejor utilizar fármacos potentes y resistentes a las bacterias que no son fáciles de producir.
  • Fármacos con poco daño a la función renal.

Azitromicina para UTI

La azitromicina es una nueva generación de macrólidos. antibióticos. Su espectro antibacteriano es más amplio que eritromicina. Tiene un efecto antibacteriano más fuerte sobre bacterias gramnegativas como Neisseria gonorrhoeae que la eritromicina. También tiene un fuerte efecto sobre Chlamydia trachomatis y Ureaplasma urealyticum. Si bebe leche en casa, Ballya también puede hacer prueba de macrólidos para informarle si hay residuos de macrólidos en la leche que bebe.

Azitromicina se absorbe bien por vía oral, con una alta concentración en los tejidos, una vida media prolongada (2 a 3 días) y una alta concentración en el tracto urogenital, próstata y otros tejidos. Por lo tanto, comúnmente se usa clínicamente para tratar la infección por Neisseria gonorrhoeae, Chlamydia trachomatis y Urea urogenital causada por el cuerpo original.

Tabletas de azitromicina se utilizan para tratar enfermedades infecciosas. Normalmente, los síntomas se eliminarán después de tres días consecutivos y se fortalecerán en los próximos tres días. El curso de tratamiento y el método de uso son los siguientes: dispersar en agua y tragar por vía oral.

Adultos: Para las enfermedades de transmisión sexual causadas por Chlamydia trachomatis o Neisseria gonorrhoeae, solo es necesario tomar 1.0 g de este producto por vía oral una vez. Tratamiento de otras infecciones: la dosis total es de 1.5 g, dividida en tres dosis; Se toman 0.5 g de este producto una vez al día. O la dosis total es la misma, todavía 1.5 g, tome 0.5 g el primer día, luego tome 0.25 g de este producto una vez al día del segundo al quinto día.

El paciente que sufre de infección del tracto urinario debe ser tratado a tiempo, pero preste atención a la medicación bajo la guía de un médico y no use medicación sin autorización, ya que puede poner en peligro la salud. Beba mucha agua y enjuague la uretra para aliviar la afección.

Sin embargo, algunos médicos sugieren que la azitromicina no es eficaz para tratar las infecciones del tracto urinario. Lo mejor es comer cefalosporinas y levofloxacina. Si no se encuentra bien, debe ir al hospital para controlar su rutina de orina y seguir los consejos de su médico. Beba siempre mucha agua y orine más.

Azitromicina para UTI
Azitromicina para UTI

Otros antibióticos para la infección urinaria

Los siguientes antibióticos orales se usan comúnmente para tratar infecciones urinarias simples (cistitis aguda): nitrofurantoína, fosfomicina, sulfametoxazol-trimetoprima. Los médicos deben elegir los antibióticos según el historial médico del paciente, el tipo de UTI, los datos de resistencia a los medicamentos locales y el costo. Los fármacos de primera línea suelen seleccionarse entre nitrofurantoína, fosfomicina y sulfametoxazol-trimetoprima. Cuando no se pueden usar medicamentos de primera línea, se pueden usar amoxicilina / ácido clavulánico y ciertas cefalosporinas como cefpodoxima, cefdinir o cefaclor.

Las fluoroquinolonas, Tales como ciprofloxacina y levofloxacina, también se usan comúnmente para UTI simple. Sin embargo, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.) Recomienda encarecidamente que dichos medicamentos se utilicen para infecciones más graves y solo se deben usar cuando no se dispone de antibióticos convencionales.

Una revisión de seguridad de la FDA encontró que los inyectables y los orales fluoroquinolonas (también llamadas "quinolonas") están asociadas con efectos secundarios graves y potencialmente incapacitantes, que involucran tendones, músculos, articulaciones, nervios y el sistema nervioso central. Estas reacciones adversas pueden ocurrir poco después de la administración hasta varias semanas después de la exposición y pueden ser permanentes.

Ciertas fluoroquinolonas orales pueden ser adecuadas para infecciones del tracto urinario más complejas, incluida la pielonefritis y las infecciones urinarias complejas con afectación de la próstata. Para el tratamiento ambulatorio de pielonefritis simple, se pueden utilizar las siguientes quinolonas: ciprofloxacina y levofloxacina. Dependiendo del modelo de resistencia (> 10%), puede ser necesaria una dosis inicial de fármacos antibacterianos parenterales de acción prolongada (como ceftriaxona) o una dosis de 24 horas de fármacos aminoglucósidos.

Ampicilina and amoxicilina, que se utilizan para tratar la cistitis (infección por E. coli), tienen altas tasas de resistencia a los antibióticos. Otros fármacos orales con mayores tasas de resistencia incluyen sulfametoxazol y trimetoprima y fluoroquinolonas. La tasa de resistencia de las cefalosporinas orales y la amoxicilina / clavulanato de potasio suele ser inferior al 10%, y la amoxicilina / clavulanato de potasio todavía se puede utilizar como una opción de medicación.

¿Qué pasa con la recurrencia frecuente de infecciones del tracto urinario? Dentro de un año del inicio de las infecciones del tracto urinario, alrededor de 1/4 a 1/2 de las mujeres pueden volver a infectarse con UTI. Para estas mujeres, se recomienda usar antibióticos de manera profiláctica y realizar un cultivo de orina o pruebas de imagen para un análisis adicional. La selección de antibióticos debe basarse en infecciones previas del tracto urinario, disponibilidad de fármacos y factores del paciente (como alergia a los antibióticos y costo). Antibióticos comúnmente utilizados para ITU recurrente incluyen sulfametoxazol-trimetoprima, nitrofurantoína, cefaclor o cefalexina.

Para las mujeres posmenopáusicas con infecciones recurrentes del tracto urinario causadas por sequedad vaginal, el estrógeno vaginal puede usarse como un tratamiento eficaz. Las opciones de tratamiento recomendadas incluyen: anillo vaginal de estrógeno, inserto de tableta vaginal o crema de estrógeno vaginal.

Por lo general, no se recomienda el tratamiento de la infección urinaria sin antibióticos. Las infecciones tempranas del tracto urinario (como la cistitis) pueden empeorar con el tiempo y provocar infecciones renales más graves (pielonefritis). Si tiene síntomas de tracto urinario infección, es mejor buscar atención médica. Si las mujeres embarazadas sospechan que tienen una infección del tracto urinario, deben buscar atención médica lo antes posible, de lo contrario, el riesgo de dar a luz un bebé prematuro o de bajo peso puede ser mayor.

Algunos pacientes pueden usar arándano o jugo de arándano como remedio casero para las infecciones del tracto urinario. Sin embargo, jugo de arándano para uti no se ha demostrado que cure las infecciones bacterianas en la vejiga o los riñones. En la mayoría de los casos, los antibióticos son el mejor tratamiento para las infecciones del tracto urinario. Según datos limitados, aumentar la ingesta de líquidos (como agua), evitar el espermicida y orinar después de las relaciones sexuales también puede ayudar a prevenir las infecciones urinarias.

¿Cómo prevenir las infecciones urinarias?

  • Mantenga limpia la vulva. Los adultos deben lavarse la vulva una vez al día, cambiarse la ropa interior con frecuencia, limpiarse el ano después de defecar y evitar llevar suciedad del ano a la abertura uretral.
  • Presta atención a la higiene sexual. Antes de tener relaciones sexuales, se deben limpiar los genitales externos. Si se utilizan anticonceptivos, deben limpiarse o desinfectarse. Debe orinar una vez antes y después de tener relaciones sexuales. Además, deje de masturbarse, especialmente la masturbación con utensilios, para prevenir infecciones y lesiones del tracto urinario.
  • Evite la orina llena. Cuando tenga ganas de orinar, orine a tiempo, no retenga la orina y vacíe la vejiga todas las noches antes de acostarse.
  • Elimina los gérmenes invasores. Beba mucha agua hervida para aumentar la producción de orina, de modo que la orina continúe limpiando el tracto urinario, expulse bacterias y toxinas lo antes posible y mantenga limpio el tracto urinario.
  • El fortalecimiento de la aptitud física es un aspecto importante para prevenir las infecciones del tracto urinario.

El fortalecimiento de la aptitud física es un aspecto importante para prevenir las infecciones del tracto urinario.

Conclusión

Azitromicina para UTI es eficaz, pero es posible que su eficacia no sea tan mágica como pensábamos. Y la azitromicina pertenece al antibióticos macrólidos, por lo que sus efectos secundarios son graves. En caso de infección urinaria, debe buscar atención médica a tiempo y tomar los antibióticos recomendados por su médico.

Referencias

Publicaciones Recientes

SEGURIDAD ALIMENTARIAPRUEBA DE MICOTOXINASPRUEBA DE PLAGUICIDASPRUEBA DE MIELPRUEBA DE LECHEPRUEBA DE HUEVOMANIPULADOR DE LIQUIDOS
Orgullosamente diseñado por BALLYA
Linkedin Facebook pinterest Youtube rss Twitter Instagram facebook en blanco rss-blank linkedin en blanco pinterest Youtube Twitter Instagram